También estamos en
Matza en pésaj

El presidente turco pide un ‘diálogo continuo’ con Israel

El presidente turco pide un ‘diálogo continuo’ con Israel


Agencia AJN.- El colectivo Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) ha denunciado el día de ayer la «problemática ambigüedad con el antisemitismo» del PSOE en la Comunidad de Madrid.

La razón fue que las enmiendas presentadas por el Grupo Socialista en la Asamblea regional a la Proposición de Ley presentada por el PP para «eliminar las subvenciones y ayudas públicas a entidades que fomentan el odio antisemita».

La iniciativa, elevada por la Cámara regional al Congreso de los Diputados, fue aprobada el pasado mes de septiembre con los votos favorables de PP, PSOE y Vox, así como con la abstención de Más Madrid y la oposición de Unidas Podemos. Pero los socialistas madrileños presentaron el pasado 4 de noviembre una batería de enmiendas que, según ACOM, «desvirtúan la razón de ser de la iniciativa».

El grupo liderado por Juan Lobato se opone ahora a aprobar la iniciativa en su redacción original y aboga por una versión alternativa del texto que pide «del mismo modo, imposibilitar que puedan recibir ayudas, contratos o subvenciones públicas aquellas entidades o asociaciones que exalten o enaltezcan el franquismo o justifiquen por cualquier medio la represión franquista o a quienes hayan participado en su ejecución».

Una cuestión que, denuncia el colectivo judío, no tiene «nada que ver con el espíritu de la problemática a debate y debería, por tanto, ser tratada por separado». Y es que «incluir el franquismo en el texto tiene tanto sentido como lo tendría hacerlo con los apologistas del comunismo o el terrorismo de ETA o Terra Lliure, por citar corrientes ideológicas o políticas con presencia en España que han cometido crímenes a lo largo de su historia».

Desde ACOM consideran que así se «desvirtúa» el asunto y se incurre en «una banalización de la Shoá con una comparación entre el III Reich y la Guerra Civil Española o el franquismo»: «No han entendido la definición del IHRA».

Esta, la definición del IHRA (del acrónimo inglés International Holocaust Remembrance Alliance), describe como antisemitismo «una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto».

Nazismo y franquismo

Esta equiparación, la del nazismo con el franquismo, ya se coló en el anteproyecto de reforma de la Ley de Memoria Histórica impulsada por el PSOE, que equiparaba «la Dictadura o la figura del dictador Franco» con «el nazismo, la xenofobia o cualquier otra expresión de carácter discriminatorio o vejatorio para las víctimas».

El comisario de la exposición Auschwitz y director del Instituto Sigi Ziering, así como una de las voces más autorizadas para hablar del nazismo y del Holocausto, Michael Berenbaum, explicó a este periódico que «equiparar franquismo y nazismo es malinterpretar el franquismo y tergiversar el nazismo».

«Esa comparación banaliza el nazismo, concretamente, sus esfuerzos en la conquista global y la solución final al problema judío», según expuso el profesor, escritor y rabino judío. Una consideración que repiten ahora desde ACOM para criticar la postura del PSOE madrileño: «Es demencial».



Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

53 + = 58