También estamos en
Matza en pésaj

Embajada Honduras en Jerusalem: «El presidente Hernández respalda todas las iniciativas a favor del estado de Israel»

Embajada Honduras en Jerusalem: «El presidente Hernández respalda todas las iniciativas a favor del estado de Israel»


Agencia AJN.- Miguel Muñoz, director de la Oficina de Comercio y Cooperación de Honduras en Jerusalem, resaltó que la relación con Israel está «en un momento óptimo» y destacó la decisión del presidente Juan Orlando Hernández de transferir la embajada del país latinoamericano desde Tel Aviv a Jerusalem.

En una entrevista con la Agencia de Noticias AJN, el diplomático resaltó la confraternidad evangélica de Honduras con Israel y incluso destacó la campaña realizada para que se reconozca a Jerusalem como la capital de Israel.

«En 2008 se levantaron 80.000 firmas de hondureños evangélicos pidiendo al gobierno que reconociera a Jerusalem y abogara para que Israel tuviera nuevamente embajada en Honduras», destacó Muñoz.

A continuación los tramos más importantes de la entrevista:

AJN: ¿Qué significado tiene para usted la decisión de instalar la sede de la embajada en Jerusalem?

MM: Estamos en mi oficina, que es la de Cooperación y Comercio de la Embajada de Honduras en Jerusalem. El 24 de junio se trasladó esta embajada y me parece que hemos tenido una motivación fundamentada en la fe. Honduras es un país en el que el 58% de la población es evangélica, y la gran mayoría del pueblo evangélico ama a Israel. Venimos del Kotel, que lo visito con frecuencia porque recibo bendiciones de líderes religiosos, políticos y gubernamentales, para presentar también delante de ellos lo que es nuestra oración de todos los días. Dios bendiga a Israel, haya paz en Jerusalem y sea Honduras próspera.

Embajada de Honduras en Jerusalem

AJN: ¿Cómo describe las relaciones entre Honduras e Israel?

MM: La historia de Honduras e Israel es una historia que lleva 70 años de relaciones diplomáticas porque fue en 1950 que Honduras estableció las relaciones diplomáticas con Israel. El presidente de Honduras de 1947 y 1948, años que están en la memoria de Israel, el general Tiburcio Carías Andino, es precisamente un pariente de la primera dama. La primera dama es bisnieta del presidente de Honduras de aquella época. Y en un contexto de la historia si bien en el cual el General Carías había recibido y apoyado a las familias que habían emigrado a Honduras y establecía con ellos una relación que asegurara su bienestar, hijo de su tiempo, Honduras en ese momento se abstuvo de votar en la asamblea de la naciente ONU en el 47 en favor de la creación del Estado de Israel. Pero dos años después eso estaba aclarado y desde entonces Honduras expresa su amistad a Israel. Circunstancias particulares que no ameritan mencionar hoy hicieron que hace aproximadamente 26 años Israel retirara su Embajada de Honduras y todos conocemos la buena labor que el embajador Mattanya Cohen como embajador concurrente para Honduras vino realizando en los últimos años. Llegamos a un punto en el cual definimos dos conceptos, el del compromiso y el de la convicción. Y estos conceptos lo que hacen es describir lo que hoy es la relación de Honduras con Israel. El presidente Juan Orlando Hernández expresó que su convicción hacia Israel nació hace 30 años cuando egresó de uno de los cursos de desarrollo de liderazgo de lo que ahora se conoce como MASHAV. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, presenta un gran compromiso con Israel, empatía y conexión generada con Israel que fueron creciendo al punto que con su llegada al gobierno hace unos 8 años él empezó a respaldar todas las iniciativas en favor de Israel que se daban en el ámbito internacional y particularmente en las Naciones Unidas. De hecho el presidente Hernández es el único egresado de MASHAV que ha llegado a una primera magistratura. La convicción de la primera dama, una creyente evangélica, de reconocer a Israel como el pueblo de dios, de reconocer esta tierra milenaria con un valor significativo para las tres grandes religiones monoteístas del mundo, pero reconociendo el derecho de pertenencia del pueblo judío, de la nación hebrea. Un reconocimiento que hacemos los evangélicos, y en ese espacio resulté invitado a integrarme a la iniciativa de diplomacia basada en la fe, que se constituyó en la convicción del gobierno de Honduras y del presidente Hernández, que fue fortalecida por los líderes evangélicos. La confraternidad evangélica de Honduras liderada por muchos años por el pastorr Alberto Solórzano acordando y respaldando junto con otros prominentes líderes evangélicos, el compromiso y la convicción del presidente y de la primera dama. Las relaciones están en su momento óptimo, tan sencillo que Honduras trasladó su Embajada de Tel Aviv a Jerusalem y eso se convierte en un motivo de oración, a petición de líderes gubernamentales, políticos y religiosos. Nuestra oración es precisamente esa, que tal como se ha trasladado la Embajada, la unidad entre el pueblo y de los Estados de Israel y de Honduras sea creciente y mejor cada día.

AJN: ¿Es optimista acerca de que otros países puedan ir sumándose a vuestra iniciativa, como la de Estados Unidos y Guatemala, de trasladar sus embajadas a Jerusalem?

MM: Tengo la conciencia y el conocimiento de cómo líderes de la sociedad civil y líderes religiosos de la alianza evangélica latina, realizan una labor de alta incidencia en todos los gobiernos de América Latina, siguiendo el ejemplo de Honduras. La iglesia evangélica de Honduras desde estos 26 años que no hubo Embajada de Israel en Honduras, comenzaron una labor incansable, eventos anuales de oración, marchas, caminatas, programas. En 2008 se levantaron 80.000 firmas de hondureños evangélicos pidiendo al gobierno que reconociera a Jerusalem y abogara para que Israel tuviera nuevamente embajada en Honduras. Y se trajeron esas 80.000 firmas y se presentaron en la cancillería de aquí en Israel, se presentaron también en la Municipalidad de Jerusalem. Resulta que hay un movimiento evangélico que respalda iniciativas generales de Israel.

AJN: ¿Cómo es la convivencia entre la fe y la política?

MM: Hay un testimonio que no tiene que ver ni con lo evangélico ni con los países como Estados Unidos, Guatemala y Honduras, que han tomado la decisión de trasladar sus embajadas. Y es el testimonio poderoso de Israel mismo, y me estoy refiriendo al tikum olam. Yo digo que donde quiera haya una voz en favor del fortalecimiento de las relaciones entre Israel y otras comunidades alrededor del mundo, va a escuchar más fuerte lo que Israel mismo hace por el mundo. En este aspecto yo puedo decir que se está tomando consciencia de la importancia de las relaciones económicas, comerciales, los beneficios políticos e incluso militares, pero el testimonio del tikum olam, es un testimonio que tiene una raíz bíblica, y trasciende a la historia bíblica a la historia universal, y la historia muestra con hechos concretos que quien se ha asociado con Israel resulta bendecido y prosperado. Ahora como evangélicos sabemos que esa bendición y prosperidad viene del Dios de Israel, obviamente, pero en un plano amplio, como humanos, nos vamos a dar cuenta de que el hecho concreto de que alguien haga eco de una buena relación con Israel se convierte en un atractivo de consideración, el conocer al Israel que Israel quiere que se conozca. La responsabilidad final recae en Israel mismo, pero hay un creciente aprecio tanto religiosos como político para asociarse con Israel. Y la gente se preguntará por qué en espacios internacionales no solamente gobiernos sino instituciones, organizaciones, están queriendo mostrar interés por quién es realmente Israel. Y por eso si puedo decir que creemos que todo apunta a que Israel tenga el espacio para darse a conocer como una nación con dignidad que respeta a los demás.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández junto al Primer Ministro de Israel Naftali Bennet

AJN: ¿Cómo está viviendo el pueblo hondureño esta nueva etapa?

MM: El día que se trasladó la Embajada, simultáneamente, se realizaron en las 18 cabeceras municipales o departamentales de Honduras, es decir la representación de todo el país, mientras aquí se estaba alzando el testimonio en memoria de esas 80.000 firmas nuevamente. En Honduras en ese momento había caravanas, desfiles, sonidos de bocina. Honduras se siente muy agradecida con Israel por dos hechos concretos que precedieron al traslado de la Embajada. Uno de ellos fue que tuvimos dos poderosos huracanes que destruyeron significativamente la producción hondureña, e Israel envió un equipo que definió criterios para la reconstrucción y la reparación, y fueron despedidos con aplausos, lágrimas y con alegría. Lo segundo es que Israel abrió las puertas de la bendición para la vacunación de Honduras. Israel donó el primer lote de vacunas a Honduras e identificó con la esperanza que Israel sabe comunicar a través de su himno nacional. En ese aspecto el pueblo hondureño es un pueblo agradecido con el pueblo y el gobierno de Israel.

AJN: ¿Qué te gustaría decir que no te hayamos preguntado?

MM: Quiero persistir en esos dos conceptos de compromiso y convicción. Anhelamos y trabajamos por el fortalecimiento de la unidad entre las naciones de Israel y Honduras. Nuestro embajador, Mario Castillo, tiene una determinación para que quede grabado como legado, de que Honduras ha hecho todo por dejar firme la relación entre ambos estados. Y todos los que bajo el liderazgo del embajador Castillo integramos esta misión diplomática nos subimos a ese compromiso y a esa convicción. Creemos que hay un vínculo que pasa de lo natural a lo sobrenatural entre Israel y Honduras, y es el hecho de que aunque Honduras proporcionalmente tiene una comunidad judía muy pequeña, tiene una comunidad evangélica que respalda las iniciativa de los gobiernos, porque se sostenga el reconocimiento de Jerusalem como la capital eterna de Israel.



Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

91 − 88 =