También estamos en
Matza en pésaj

Los casos de violencia doméstica en Israel se disparan en un 315% durante el primer año de pandemia, muestra un estudio

Los casos de violencia doméstica en Israel se disparan en un 315% durante el primer año de pandemia, muestra un estudio


Agencia AJN.- El número de denuncias por violencia doméstica entre cónyuges en Israel se disparó un 315% en 2020, el primer año de la pandemia COVID-19, según un estudio publicado el domingo.

En vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre, la Organización Internacional de Mujeres Sionistas (WIZO) publica un informe anual. Como parte de su investigación, WIZO recogió datos de los ministerios del gobierno, la oficina del Contralor del Estado, la Policía de Israel y el Servicio Penitenciario de Israel.

Los datos de WIZO mostraron que 26 mujeres fueron asesinadas en Israel en 2020, en comparación con 17 en 2019. También hubo un aumento masivo en el número de llamadas de socorro realizadas a la línea directa de violencia doméstica 118, de 2.286 llamadas en 2019 a 5.866 llamadas un año después, un aumento del 157%. De ellas, más de la mitad fueron casos de violencia conyugal, también conocida como violencia de pareja; el número de llamadas relacionadas con la violencia conyugal saltó de 688 llamadas en 2019 a 2.853 llamadas en 2020, un aumento del 315%.

Según Rivka Neumann, directora de la División para el Avance de la Mujer de WIZO, el aumento de la violencia doméstica se sintió en todos los sectores de la sociedad israelí y se relacionó directamente con la pandemia.

«Dondequiera que mires, es como si alguien hubiera encendido un fuego», dijo Neumann a The Media Line. «Durante los encierros, las mujeres y los niños se encontraban atrapados dentro de las casas con una persona abusiva».

«No había forma de que salieran al exterior y no podían ir a la escuela o al trabajo», dijo. «Esta combinación de encerrar a la gente en casa y estar [muy cerca] de un hombre violento provocó un aumento de los casos de violencia doméstica».

En total, la Policía de Israel registró 20.140 delitos de violencia y amenazas que tuvieron lugar entre parejas en 2020, un aumento del 11,6% respecto al año anterior.

De las 26 mujeres asesinadas en 2020, 13 lo fueron a manos de sus parejas, frente a las 5 de 2019. Cabe destacar que 4 de las 13 mujeres habían presentado previamente una denuncia ante la policía antes de ser asesinadas y que el 31,2% de los sospechosos ya eran conocidos por la policía.

«Nos encontramos con casos mucho más graves», afirmó Neumann. «Las dificultades económicas, el verse obligado a permanecer en casa, todas estas crisis internas y externas relacionadas con la pandemia hicieron que familias que nunca habían tenido problemas entraran en este ciclo de violencia».

Los casos de violencia doméstica también aumentaron en el mismo periodo para las víctimas masculinas. De hecho, hubo un salto del 43% en estas denuncias, pasando de 1.003 en 2019 a 1.431 en 2020.

Aunque Neumann tiene la esperanza de que estas preocupantes cifras mejoren en los próximos años a medida que se suavicen las restricciones relacionadas con la pandemia, sostuvo que el daño causado en 2020 tendrá repercusiones en los próximos años. Además, los afectados por el TEPT, o trastorno de estrés postraumático, necesitarán mucha ayuda.

«El trauma es como una herida: si no se cuida, se infecta y se extiende», explicó. «Pido al gobierno israelí que asuma estos hallazgos y los traduzca en [programas] a largo plazo porque tenemos muchas más familias que han entrado en el ciclo de la violencia y estamos viendo nuevos tipos de trastorno de estrés postraumático complejo».

Del mismo modo, la presidenta de WIZO Mundial, Anita Friedman, también pidió al gobierno israelí que redoble sus esfuerzos para combatir lo que calificó de «verdadera plaga».

«Otra mujer asesinada; otra historia que revuelve el estómago», dijo Friedman en una declaración facilitada a The Media Line.

«Si el Estado no se altera por cada uno de estos asesinatos, si no se declara el estado de emergencia nacional, y si las agendas de los ministros del gobierno no se ponen en espera en un esfuerzo nacional para detener el derramamiento de sangre y el sufrimiento que se está transmitiendo de generación en generación – entonces hemos fracasado como sociedad», dijo.



Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

+ 42 = 47