También estamos en
Matza en pésaj

Video: incidentes entre la Policía israelí y trabajadores de un restaurante que contrata palestinos ilegales

Video: incidentes entre la Policía israelí y trabajadores de un restaurante que contrata palestinos ilegales


Agencia AJN.- Un nuevo proyecto que utiliza inteligencia artificial les dio voz a las víctimas israelíes de violencia de género para que puedan contar sus historias.

El proyecto, titulado “Escuchen nuestras voces”, se creó en respuesta al aumento global de la violencia de género y en honor al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora el 25 de noviembre.

Las familias de las víctimas de violencia doméstica se asociaron con activistas por los derechos de las mujeres con el fin de crear un enfoque innovador para abordar la violencia de género.

Las historias de cinco víctimas de violencia doméstica fueron escuchadas con la ayuda de tecnología avanzada de inteligencia artificial creada por la empresa israelí D-ID.

Las cinco víctimas que aparecen en la campaña son Michal Sela, Esther Aharonovitch, Marin Haj-Yahya, Esther Barhani y Sagit Ozeri. Las recreaciones dinámicas de sus rostros y movimientos van acompañadas de voces en off de actrices israelíes que dan vida a sus historias.

La campaña tiene como objetivo crear conciencia sobre todos los signos de abuso doméstico, alertando a las mujeres sobre el alto potencial de peligro que pueden tener sus relaciones.

La campaña de D-ID ofrece también herramientas y consejos para mujeres que necesitan escapar de sus maridos.

Uno de los aspectos más cruciales sobre los que la campaña espera crear conciencia y cambiar es el estigma que rodea al abuso doméstico. La descripción altamente estigmatizada e inexacta de mujeres débiles y maltratadas atrapadas en relaciones abusivas dependientes significa que las mujeres en peligro no reconocen las señales de advertencia en sus propias vidas, ya que no se identifican con estas representaciones. La campaña destaca las voces e historias de mujeres de todos los sectores, de todas las edades y de todos los ámbitos de la vida, mostrando que la violencia de género puede sucederle y le ocurre a cualquiera, según publicó The Jerusalem Post.

Michal Sela fue asesinada en 2019 a los 32 años por su esposo, después de intentar dejar la casa de su familia. Fue asesinada frente a su hija y su esposo fue declarado culpable del crimen en octubre de este año. El escalofriante videoclip, con la voz de la actriz Mali Levy, comienza: “Yo era Michal Sela. En 2019, fui asesinada por el hombre que era mi esposo. Hoy, los llamo, escuchen mi voz”.

Esther Aharonovitch fue asesinada a los 70 años por su segundo marido, un médico con el que había estado casada durante una década. Antes del asesinato, la sometió a una severa violencia económica y psicológica, pero nunca física. Sin ir a la policía ni compartir detalles del abuso con nadie, comenzó a hacer arreglos para separarse de su esposo. El día que finalizó la separación, su esposo la asesinó con su arma personal.

Marin Haj-Yahya tenía 29 años en el momento de su asesinato y era médica y hermana mayor de cuatro hermanos. Se casó con su pareja después de conocerlo dos meses antes y casi de inmediato se convirtió en víctima de violencia física y financiera severa. Después de quedar embarazada, su esposo la golpeó y la quemó viva en su automóvil. Ni ella ni el feto sobrevivieron.

Esther Barhani era una farmacéutica de 50 años que vivía con su esposo y su único hijo. Su esposo era propenso a tener arrebatos violentos y había amenazado su vida en más de una ocasión. A pesar de separarse de su esposo, él continuó viviendo en su casa y dijo que se quedaría hasta que encontrara un lugar propio. Un día regresó a casa y le disparó en la cocina, mientras su hijo miraba.

La quinta y última cara de la campaña es la de Sagit Ozeri, quien fue asesinada por su pareja a la temprana edad de 23 años. A lo largo de su relación, su pareja rápidamente pasó de ser cariñosa a manipuladora y obsesiva. Buscando escapar, Ozeri llamó a su padre y le pidió que la rescatara. Mientras su padre la esperaba afuera, la pareja de Ozeri la estranguló hasta la muerte.



Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

+ 74 = 78